Sin lugar a dudas Argentina es uno de los grandes del fútbol mundial y no contar con esa selección en un campeonato del mundo sería algo difícil de digerir.

Que la selección albiceleste haya llegado a la última fecha de las eliminatorias fuera de la zona de clasificación no es una casualidad, es una consecuencia de malas decisiones y del desorden institucional en el cual se encuentra sumergida la AFA desde hace un largo tiempo.

No nos olvidemos del papelón sucedido hace mas de un año cuando se celebraron las elecciones en el máximo órgano del fútbol argentino y le robaron la elección a Marcelo Tinelli ( eran 75 votos y aparecieron 76 papeletas que dieron un mentiroso empate de 38 a 38 entre Segura y Tinelli).

Todo ese “kilombo” institucional no es casual que también se traduzca en malos resultados a nivel deportivo.

Además del mamarracho político, en la AFA se devoran a los técnicos y no respetan los procesos como por ejemplo si lo han hecho Uruguay.

Todo esto, sumado a una camada de jugadores que debió sufrir perder 3 finales en 3 años se transforma en la perdida de confianza de los mismos y en la duda constante de la capacidad de lograr los objetivos colectivos.

Si Argentina va al Mundial de Rusia 2018 o no, lo sabremos el martes por la noche, pero de lograr la clasificación deberá focalizarse en mejorar mucho el orden institucional para así transmitirle certezas y tranquilidad a sus jugadores, para quitarle presiones extras a los mismos y que logren focalizarse netamente en el plano deportivo.

¿Qué opinas?