Edwin Cardona y Wilmar Barrios, jugadores de Boca Juniors de Argentina y la Selección Colombia, se vieron involucrados en un presunto hecho de violencia de género, según reseña, este martes, el Diario Olé. En la publicación se señala que “dos mujeres filtraron la intención de denunciarlos por violencia de género. Según pudo averiguar Olé, ambos jugadores se encontraban con otros tres amigos. El episodio, confuso, fue en la madrugada del lunes en un departamento de Puerto Madero”.

 Edwin Cardona afirmó en entrevista con TyC Sports: “Estoy muy triste, primero que nada porque soy una persona muy creyente, tengo una familia y se me hace una falta de respeto y divulguen algo que no es cierto. Acabo de hablar con mi abogado y vamos a llegar a lo más profundo. Están dañando el nombre de Wilmar y el mío. Y esperemos que el de arriba es el único que puede juzgar. Si hiciste algo malo sabes que la consecuencia será esa. Si estás tranquilo sabes que todo saldrá bien”.
El programa que se encargó de difundir la noticia fue ‘Involucrados’ de América TV en Argentina, con información del periodista Damian Rojo, quien en su cuenta de Twitter afirmó: “Me llegan datos de la fiesta de los dos jugadores de equipo grande con chicas, cuchillos y más!! Tiro en cuenta gotas porque necesito una tercera fuente!! Los 2 futbolistas no son argentinos pero juegan acá!!!”
Después de esas publicaciones, el abogado de los deportistas, Miguel Ángel Perri, dijo en comunicación con Fox Sports Argentina: “Estoy reunido en este momento con ellos, y es a toda luz un intento de extorsión. Eso ocurrió el día sábado, en un departamento en Puerto Madero, ellos cada que pueden se citan con su peluquero para tratarse el cabello, este hombre estaba con sus asistentes que son de su confianza, le pagaron su trabajo, se tomaron una gaseosa y no pasó nada más”, dijo el abogado de Cardona y Barrios, Miguel Ángel Perri.

Adicionalmente, el jurista aseguró que “Edwin (Cardona) ya pasó por un intento de extorsión la semana anterior, que ya solucionamos, así que no me sorprendería que este caso fue un coletazo del anterior”.

Fuente: Eltiempo

¿Qué opinas?