El 16 de julio Nacional se consagraba campeón del Torneo Intermedio, todo era algarabía en tierras tricolores mientras que en las tiendas aurinegras se quería echar a Leonardo Ramos; hoy, 3 meses después, la cosa es totalmente a la inversa.

¿Que pasó en estos 90 días para que la situación cambiara tanto? La pregunta es la que se deben hacer todos los hinchas de Nacional, ya que en un corto tiempo pasaron del cielo al infierno y no encuentran respuestas.

Los motivos exactos no son fáciles de encontrar, mas bien es un cúmulo de situaciones negativas, bajos rendimientos y porqué no también un poco de mala suerte, lo que llevó a los albos a estar en esta difícil situación.

Sin dudas, cuando se habla de los tradicionales rivales uruguayos, la alegría de uno es la tristeza del otro, por lo que los hinchas de Peñarol hoy están con los ánimos bien altos y con las chances intactas de ser Campeón Uruguayo.

Nacional aún no esta descartado para definir, pero ha quedado muy lejos en el Torneo Clausura y además hoy por hoy se encuentra tercero en la Tabla Anual.

Menuda tarea tendrá el cuerpo técnico encabezado por Martín Lasarte, que deberá ganar los 8 partidos que le quedan si quiere definir. Debe apuntar a ganar la anual, necesita una mano de Peñarol el domingo 22 frente a Defensor, y vencer al violeta en la penúltima fecha para poder soñar con entreverarse en la definición de este campeonato Uruguayo.

¿Qué opinas?